Miércoles, 10 de Agosto de 2022

Otras localidades

MANIFESTACIONES CONTRA LOS RECORTES DEL EJECUTIVO

Cientos de personas protestan contra los recortes de Rajoy en la sede de PP y PSOE

Convocados a través de las redes sociales, los concentrados han exigido la "dimisión" del Gobierno y alzado las manos al grito de "esto es un atraco"

Carga policial en la sede del PP / Cientos de personas se han comcentrado esta tarde ante la sede nacional del Partido Popular en la calle Génova de Madrid para mostrar su más enérgico rechazo a los recortes aprobados por el Consejo de Ministros que prevén reducir 65.000 millones de euros en los próximos dos años. / ATLAS

Varios cientos de personas se han concentrado frente a las puertas de la sede nacional del PP, en la madrileña calle de Génova, y del PSOE, en la calle Ferraz, en contra de los nuevos recortes aprobados por el Gobierno central y para pedir la dimisión del presidente de Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Convocados a través de las redes sociales, los concentrados han exigido la "dimisión" del Gobierno y alzado las manos al grito de "esto es un atraco". También han pedido a los antidisturbios que se unan a ellos y, en dirección a la sede del PP, gritado "hijos de Fabra", en alusión a la polémica desencadenada por unas supuestas palabras de la diputada popular Andrea Fabra. Algunos de los concentrados llevan las camisetas verdes en defensa de la escuela pública.

Un fuerte dispositivo policial ha custodiado la sede del PP con al menos quince furgones de la Unidad de Intervención Policial (UIP). Los manifestantes se han dirigido después a la sede del PSOE. En el trayecto, se han encontrado con Cristina Cifuentes en una céntrica glorieta de Madrid. La delegada del Gobierno ha tenido que entrar en un restaurante hasta que ha pasado la protesta. Un fuerte dispositivo policial esperaba a la marcha en Ferraz, calle en la que se encuentra la sede del PSOE, donde se han producido incidentes. La policía ha lanzado pelotas de goma y dos manifestantes han sido atendidos por el servicio municipal de urgencias por haber resultado contusionados y, al menos, la policía ha detenido nueve personas, entre ellos, una mujer de entre 50 a 60 años que se encontraba tras el cordón policial.

Al comienzo de la protesta los concentrados se han mantenido en la acera de enfrente de la sede del PP sin cortar el tráfico, pero minutos antes de las 20:30 un grupo de unas 200 personas se ha sentado en la calzada tras registrase momentos de tensión al ser retenido por los antidisturbios un manifestante que intentaba aproximarse a la puerta de la sede del PP. Entres las consignas más coreadas por los manifestantes ha habido alguna dirigida contra la policía como "pasan del pueblo y les protegéis" y "policía dimisión". ''A mí menos y a la banca y al clero más'', ''Recortes a ricos primero'', rezan algunas de las pancartas, entre las que se ven también tijeras pintadas.Algunos conductores han hecho sonar sus bocinas en señal de apoyo a la concentración.

Tras recorrer el centro de Madrid y protestar ante las sedes de PP y PSOE, los manifestantes se han dirigido a la Puerta del Sol y posteriormente a la calle Alcalá y la carrera de San Jerónimo con la intención de llegar al Congreso de los Diputados. Allí la policía ha cortado el tráfico y ha formado un fuerte cordón que ha impedido a los concentrados recorrer la calle. Se han registrado momentos de tensión con algunas cargas. La espontánea protesta se ha dispersado poco a poco sin más incidentes, pero poco a poco se han sumado muchas personas a una concentración pacífica en la Puerta del Sol.

La delegada del gobierno, Cristina Cifuentes, increpada

Otro de los momentos de tensión se vivió cuando la marcha se topó casualmente en la zona de la Glorieta de Bilbao con la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, a la que acompañó a pie durante un trayecto de más de cincuenta metros al grito de ''dimisión'', ''dimisión''.

Los participantes en el acto de protesta acompañaron a la delegada del Gobierno por la calle Manuela Malasaña durante un trayecto de más de cincuenta metros con gritos de dimisión y recriminaciones por las actuaciones policiales de estos días.

Finalmente, Cifuentes se refugió en un restaurante etíope ubicado a la altura del Teatro Maravillas para evitar seguir siendo increpada. Tras esperar unos diez minutos a que la marcha de protesta siguiera su curso, la delegada del Gobierno abandonó el establecimiento y se dirigió a un portal cercano, que abrió con su propia llave.

Al ser preguntada al respecto por Europa Press, Cifuentes se ha mostrado reticente a responder y ha eludido desvelar si tiene pensado denunciar lo sucedido. "Ya lo veremos", ha dicho con un gesto de tensión en el rostro.

Santiago Carrillo: "Tendremos bastantes años de miseria y ruina de nuestro país"

Un centenar de personas protestan en Bilbao contra los recortes del Gobierno

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?