Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

Exdirectivos del Banco de Valencia ingresaron 4 millones de forma fraudulenta en una empresa a nombre de sus esposas

El exconsejero delegado ha asegurado a la SER que siempre consultaba al consejo de administración las decisiones relevantes

Se trata de Izpa, una empresa que, según ha admitido a la Cadena SER el exconsejero delegado del Banco de Valencia, Domingo Parra, él y su socio Aurelio Izquierdo, también imputado en la causa, pusieron a nombre de sus esposas pero "no para ocultar nada", según la misma declaración, sino "para no darle publicidad". Parra reconoce que en realidad eran él e Izquierdo quienes controlaban Izpa.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria sostiene que Izpa obtuvo cuatro millones de euros de la empresa Facsa, controlada por la familia Calabuig, a cambio de los préstamos en condiciones inmejorables autorizados por Domingo Parra desde el Banco de Valencia a esta firma, que ascendieron a unos 137 millones de euros.

El FROB afirma que Parra adoptó estas decisiones sin contar con el exvicepresidente de Bankia y expresidente del Banco de Valencia, José Luis Olivas, ni el resto del consejo de administración. Entre ellas un préstamo de unos 50 millones de euros en 2009 a Eugenio Calabuig que al final fue a parar al Valencia C.F. para salvar su pésima situación financiera. Calabuig apareció entonces como el "salvador" del equipo de fútbol de la capital del Turia, pero según el FROB el dinero no era suyo sino que en realidad procedía de la entidad bancaria.

El saqueo del sistema financiero valenciano

Los supuestos fraudes en las cajas se han producido en varias comunidades pero Valencia roza el escándalo. De tener la tercera y cuarta caja más importantes de España, la CAM y Bancaja, y un banco solvente, el de Valencia, se ha pasado a su defunción en pocos años. Hasta tal punto que necesitan 19.500 millones del erario público para sanearse.

Y por qué, porque las tres entidades se convirtieron en instrumento del poder político desde la Generalitat valenciana que las llevó a invertir en proyectos faraónicos ruinosos. También cometieron innumerables excesos durante la fiebre del ladrillo, falsearon los balances, y aprobaron sueldos y prejubilaciones multimillonarias para los directivos a pesar de su mala situación financiera. Las tres intervenidas y en los tribunales pero nadie se hace responsable. Directivos de Bancaja imputados en la Audiencia Nacional como miembros del consejo de Bankia, también los de la CAM, que nada dicen tener que ver con el agujero de 5.300 millones en la caja alicantina, o los del Banco de Valencia, denunciados por saquear la entidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?