Internacional

La dimisión del 'número dos' de Passos Coelho pone en peligro su gobierno en Portugal

Paulo Portas explica que avisó al primer ministro de que la elección del sucesor del ministro de Finanzas debía ser "especialmente cuidadosa y de consenso"

El primer ministro portugués Pedro Passos Coelho estrecha la mano al ministro de Exteriores Paulo Portas(REUTERS/Hugo Correia)

Paulo Portas, ministro de Exteriores portugués, ha presentado su dimisión abriendo una crisis política en el seno de la coalición conservadora que pone en peligro la continuidad del Ejecutivo de Pedro Passos Coelho. Portas deja su cargo un día después de que lo hiciera el ministro Vítor Gaspar y su salida del gobierno está relacionada con el nombramiento de su sucesora para dirigir el ministerio de Finanzas. Passos Coelho no ha aceptado su renuncia.

Más información

El primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, "no dimite ni abandona a los portugueses", según ha afirmado esta noche en una declaración sin derecho a preguntas en la residencia oficial de Sao Bento, como respuesta a la dimisión del 'número dos' de su goiberno, el hasta hoy jefe de la diplomacia lusa, Paulo Portas. Passos Coelho pide "prudencia" y explica que de momento no acepta la dimisión sin antes "tratar de resolver los problemas de la coalición" de gobierno formada por su partido y por el partido que lidera Portas. "Los dos partidos no pueden defraudar a los portugueses", ha afirmado el primer ministro conservador, que tendría muchas dificultades para gobernar sin mayoría absoluta en el Parlamento.

Paulo Portas, ministro de Exteriores portugués, ha presentado su dimisión, un día después de que lo hiciera el ministro Vítor Gaspar y su salida del gobierno está relacionada con el nombramiento de su sucesora para dirigir el ministerio de Finanzas.

En el comunicado en el que anunciaba su salida, Paulo Portas explica que avisó al primer ministro de que la elección del sucesor de Gaspar debía ser "especialmente cuidadosa y de consenso", algo que según él no se ha producido. Además de admitir las diferencias "políticas" con Vítor Gaspar, Paulo Portas reconoce que no le agrada la elección de su número 2, la hasta hoy secretaria de Estado del Tesoro, Maria Luis Albuquerque, para el cargo de ministra. Por eso, media hora antes de la ceremonia de toma de posesión, Portas anunciaba su dimisión en un comunicado en el que decía que "teniendo en consideración la importancia decisiva del Ministerio de Finanzas, quedarse en el gobierno sería un acto de disimulo que no es política sostenible ni personalmente exigible".

Ya eran conocidas las numerosas divergencias en el seno de la coalición conservadora y la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de Paulo Portas ha sido el nombramiento de Albuquerque porque, según él, se traduce en la continuidad de las medidas de austeridad implementadas por Vítor Gaspar durante los dos años de rescate financiero. "Su salida podría haber abierto un nuevo ciclo político y económico en Portugal", ha defendido Portas, algo que con Albuquerque en el puesto no confía en que pueda producirse.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00