Miércoles, 18 de Mayo de 2022

Otras localidades

CASO BÁRCENAS

El jefe de seguridad del PP, sin formación contable, visó las cuentas de 2004

Antonio de la Fuente, cuñado de Bárcenas y jefe de seguridad hasta el pasado mes de julio, sigue empleado en el PP adscrito a la gerencia

Antonio de la Fuente, cuñado de Bárcenas, fue director de seguridad del PP entre 1991 y julio de 2013 cuando cesó tras haber puesto su cargo a disposición del partido por "conflicto de intereses" al estallar el caso. Sigue empleado en el PP adscrito a la gerencia.

Más información

El cuñado de Bárcenas, Antonio de la Fuente, exdirector de seguridad del Partido Popular, pero todavía empleado de esta formación política como adscrito a la Gerencia, ha declarado como testigo esta tarde ante el juez Ruz. De La Fuente ha reconocido que fue nombrado administrador general de las cuentas en la campaña electoral de 2004, la primera del candidato Rajoy a la Presidencia del Gobierno, pero que se limitaba a firmar lo que le llegaba. Ha dicho que no se enteraba de lo que firmaba porque eran "cosas complejas". El administrador es el responsable de la llevanza de las cuentas y de trasladarlas al Tribunal del mismo nombre.

El cuñado de Bárcenas cree recordar que fue nombrado para el cargo por Álvaro Lapuerta, pero ha dicho que no recordaba. "Yo tengo la memoria que tengo", ha manifestado el exdirector de seguridad. Unas lagunas de memoria que ha mostrado a lo largo de todo el interrogatorio. Varias fuentes de la acusación han concluido que el cuñado de Bárcenas ha acudido al interrogatorio ante el juez "perfectamente aleccionado" sobre lo que tenía que decir. De hecho, Antonio de La Fuente ha admitido que un asesor jurídico del PP, "un tal Gonzalo", le ha asesorado antes de su declaración, aunque según su testimonio, no le ha dicho "lo que tenía que decir".

El exdirector de seguridad del PP solo ha reconocido haber visto en la sede de Génova a los números 1 y 2 de la Gürtel, Francisco Correa y Pablo Crespo; y al responsable de la constructora Rubau, Antonio Vilela. No recuerda al resto de empresarios imputados, y cree que no existen los datos sobre las visitas a la sede central de la formación política porque el disco duro sobreescribe los datos nuevos de los visitantes cada 30 días en aplicación de la Ley de Protección de Datos.

Sin embargo, las acusaciones creen que todavía podrían averiguarse las visitas en Génova 13, porque la reescritura no implica el borrado o formateo total de los datos, y los peritos informáticos de la Policía Nacional podrían obtenerlos "si el juez ordena" la correspondiente diligencia.

Sonrojo internacional para la marca España

¿Qué política de comunicación tiene el gobierno de Mariano Rajoy?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?