Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los acusados

Del golpe de Estado al cortijo: las siete claves del informe final de la Fiscalía

Los fiscales Zaragoza, Moreno, Cadena y Madrigal han apuntalado su acusación por rebelión

Durante más de cuatro horas los cuatro fiscales del juicio al procés independentista han expuesto sus argumentos para solicitar al Tribunal Supremo condenas por rebelión, desobediencia y malversación de caudales públicos para los doce acusados.

Un golpe de Estado

El fiscal Javier Zaragoza ha sido el primero en tomar la palabra este martes para asegurar que los acusados perpetraron un "golpe de estado" en Catalunya. "Lo que sucedió en Catalunya entre marzo de 2015 y octubre de 2017 es lo que en la terminología de Kelsen, jurista austríaco, se llama golpe de estado. Fue un golpe de estado", ha dicho, añadiendo más tarde que "había un estado de excepción de facto". Otro de los fiscales, Jaime Moreno, tampoco ha dudado en calificar la estrategia secesionista de "golpe a la legalidad".

No son presos políticos

El fiscal Zaragoza también ha dedicado la primera parte de su turno a combatir las acusaciones de juicio político lanzadas desde hace más de un año por los acusados. "No hay presos políticos, no son presos políticos", ha dicho, señalando que "lo que se persigue es desobedecer reiteradamente las resoluciones judiciales", que "nadie puede cuestionar que es un juicio con todas las garantías" y finalmente que "la única violación de derechos civiles que se está produciendo en Catalunya es la que están sufriendo estoicamente aquellos que defienden la Constitución".

Oriol Junqueras y su abogado Andreu van den Eynde en el juicio / SEÑAL DE TV DEL TRIBUNAL SUPREMO (SEÑAL DE TV DEL TRIBUNAL SUPREMO)

"Aquí no se enjuicia la conducta de votar, se enjuicia a los dirigentes del Gobierno, del Parlamento y de asociaciones que mediante un golpe a la legalidad constitucional se sirvieron de la violencia para impedir la actuación de quienes se oponían", ha añadido después el fiscal Jaime Moreno.

El cortijo independentista

La fiscal Consuelo Madrigal ha sido la encargada de defender la acusación por malversación de caudales públicos, cifrando "en torno a tres millones" la cantidad de dinero público supuestamente invertida en el 1-O y declarando probado que ese gasto existió. "Hubo un coste que hemos asumido en última instancia todos los contribuyentes", ha dicho, acusando al entonces Govern de actuar como una "organización criminal que ha hecho de la administración catalana, de todos los catalanes, su particular cortijo".

Consuelo Madrigal durante su discurso / SEÑAL DE TV DEL TRIBUNAL SUPREMO (SEÑAL DE TV DEL TRIBUNAL SUPREMO)

Especialmente contundente ha sido Madrigal también contra la actual administración catalana, criticando que no haya reclamado por este agujero de dinero público sepultado en el referéndum ilegal. "Es una evidencia escandalosa del control que el contorno de los acusados sigue ejerciendo sobre la administración catalana, cuya dejación de funciones en defensas de sus intereses es como mínimo un encubrimiento del expolio perpetrado en sus fondos", ha dicho.

Rebelión o sedición

El fiscal Fidel Cadena ha sido el encargado de defender la calificación que hacen de los hechos: rebelión y no sedición. "La sedición afecta a la tranquilidad pública, la rebelión por el contrario a los cimientos del estado social y democrático del derecho". El fiscal Moreno también ha abundado en este sentido: "Hubo violencia, fue la suficiente para los objetivos que se habian trazado". Zaragoza ha añadido que "la sedición es un acto contra el orden público y esto es un ataque contra el orden constitucional".

Las advertencias a Puigdemont

Los fiscales del caso han dado carta de naturaleza a las declaraciones de los comisarios de Mossos d'Esquadra que en este juicio han relatado cómo pidieron a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Joaquim Forn que desconvocaran el referéndum por el riesgo de altercados. "Fueron informados de que debían desconvocar el referéndum por la altísima probabilidad" de incidentes violentos, ha explicado, calificando estas testificales como "muy expresivas". Que Carles Puigdemont dijese que estaba dispuesto a declarar la independencia ese mismo 1-O ha llevado al fiscal Jaime Moreno que "el juicio de inferencia está servido" para ligar la violencia con la independencia.

El "montaje" de Mossos

La Fiscalía tampoco ha olvidado el papel pasivo y clave que atribuyen a los Mossos d'Esquadra y sus mandos a la hora de no cumplir con la orden judicial de impedir el referéndum ilegal. "Un montaje, una trampa", ha dicho por ejemplo el fiscal Zaragoza para definir el dispositivo de binomios. Posteriormente el fiscal Cadena ha dejado claro que, para la Fiscalía, no hay que poner en duda la profesionalidad de los agentes pero que su pasividad "fue organizada por el poder político".

Jordis, dueños y señores

Los fiscales han repasado las acusaciones que pesan sobre cada uno de los doce acusados del procés haciendo especial hincapié en Oriol Junqueras y los 'Jordis', Sànchez y Cuixart. "Han tenido una participación importante tanto en el 20-S como en el 1-O, los dinamizadores de toda la movilización popular para que se pudiera votar", ha dicho Zaragoza, añadiendo más tarde que "es realmente increíble que fueran los dueños y señores del orden público en Barcelona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?