Miércoles, 23 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Refrescos

Refrescante, barata y saludable: consejos para preparar la limonada perfecta

Se puede combinar con otros cítricos y añadir jengibre, chía, menta o hierbabuena

Limonada casera.

Limonada casera. / GETTY

Mucho antes de que los anuncios de cerveza decretasen el inicio del verano y de que los refrescos carbonatados sacaran al mercado su versión sin-sin-sin, había algo que llevaba siglos aliviando nuestra sed. ¿El botijo? Sí, sin duda. Pero también la limonada. Una bebida tan refrescante y tan fácil de preparar que ha sobrevivido a todas las modas y, ahora, en tiempos del real food, no deja de sumar adeptos.

El cocinero François Pierre La Verenne, uno de los más influyentes de la cocina moderna, incluyó la receta de la limonada en su libro El cocinero francés, que contiene más de 400 fórmulas del siglo XVII: "En un litro de agua, 250 gramos de azúcar, el zumo de seis limones y dos naranjas, y la piel de la mitad de un limón o de un una naranja, prensada. Mezclaréis ese agua en dos recipientes muy limpios, pasándola unas cuantas veces de uno al otro antes de colarla con un paño blanco".

Su propuesta centenaria excede los estándares actuales de consumo de azúcar, pero resulta valiosa en tanto en cuanto difiere de la receta estándar contemporánea, que suele incluir jengibre y menta, por ejemplo.

La cocinera y divulgadora gastronómica Rosa Tovar propone una receta minimalista: lavar muy bien los limones, rallar la mitad de "lo amarillo" y exprimirlos, para a continuación echar el zumo, el agua y unas rodajas de limón en una ensaladera, donde dejaremos reposar la mezcla durante 30 minutos. Hecho esto ya solo faltaría, colar, dejar enfriar y edulcorar al gusto.

Pero Tovar sugiere también otra variante que consiste en, una vez colada y enfriada, añadir una cucharada de chía por cada litro de limonada, remover durante un rato y, al final, servirla con una ramita de menta machucada y hielo.

Alejandro Salcedo, graduado de la segunda promoción del Basque Culinary Center y Subcampeón de España en el concurso Mejor Cocinero Joven 2017, propone una fórmula distinta: "Para mí la limonada perfecta llevaría lima y limón a partes iguales, un poco de jengibre, unas hojas de hierbabuena o incluso melisa, y la cantidad de azúcar muy justa para que predomine el resto".

Pero más allá de si el limón se combina con otros cítricos, de si se ralla jengibre o se añade chía, y de si se aromatiza con menta o hierbabuena, en lo que todos coinciden es que debe servirse muy fría. Si los ingredientes se van infusionando a baja temperatura, mejor que mejor. Y en cualquier caso, siempre con hielo de calidad. Lo de colar la mezcla o dejar tropezones ya va a gustos. Pero el resultado, se haga como se haga, será refrescante, barato y muy saludable.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?