Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Otras localidades

OCU

Cuidado con las patatas con brotes o zonas verdes: la OCU advierte que pueden ser peligrosas

Su consumo puede producir molestias gastrointestinales como náuseas, vómitos o diarrea

Cuidado con los brotes y zonas verdes.

Cuidado con los brotes y zonas verdes. / Getty Images

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido, a través de un comunicado publicado en su página web, sobre el peligro de consumir patatas con brotes o zonas verdes. Y es que, tal y como explica la organización, su consumo podría derivar en ciertos problemas de salud entre los que destacan las náuseas, vómitos y diarrea. Todo ello como consecuencia de unos tóxicos naturales conocidos como glicoalcaloides, que se acumulan principalmente en las zonas de color verde o con brotes.

Según cuenta la OCU, los glicoalcaloides son una familia de compuestos presentes en las patatas que pueden llegar a ser dañinos para nuestra salud. Entre ellos podemos encontrar algunos como la alfa-solanina y alfa-chaconina, dos de las más abundantes en este tubérculo que podría provocar ciertos problemas de salud para quienes lo hayan consumido sin estar en perfectas condiciones. Por esa misma razón, y si te has encontrado una patata de estas características, será mejor que tengas cuidado.

Así afecta la alfa-solanina a tu cuerpo

¿Cuánto cantidad de glicoalcaloides hace falta ingerir para que aparezcan esos efectos no deseados? Después de que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), todo depende del peso de la persona. Tras evaluar los riesgos para la salud de los glicoalcaloides en determinados alimentos, la OCU ha dado a conocer que 1 miligramo por kilo de peso corporal al día es la dosis más baja a la que se observan efectos no deseados. Entre ellos algunos de los ya citados. Desde las náuseas hasta el vómito o la diarrea.

Una serie de problemas para la salud que afectan principalmente a los más pequeños pues, al pesar menos kilos, tienen más riesgo de alcanzar una concentración tóxica de glicoalcaloides. Mientras tanto, y en lo que a adultos se refiere, la EFSA aclara que deberían comer grandes cantidades para llegar a niveles peligrosos. Por esa misma razón, y si te encuentras patatas con brotes o zonas verdes, debes tener en cuenta que tienen una mayor cantidad de alfa-solanina que el resto.

Consejos para evitar o reducir tóxicos de las patatas: pela, cuece y fríe

Después de dar a conocer las consecuencias para nuestro cuerpo de ingerir altas cantidades de alfa-solanina, la OCU ofrece varios consejos para evitar o reducir tóxicos de las patatas. Entre ellos podemos encontrar algunos como comprar únicamente aquellas patatas que vayamos a utilizar en las siguientes semanas: "No caigas en la tentación de comprar grandes mallas o sacos, por muy de oferta que estén, especialmente si no consumes grandes cantidades".

Cuando hayas comprado las patatas, asegúrate de que las guardas en un lugar seco, bien aireado, fresco y sin luz. Evita la nevera, ya que el frío favorece la aparición de azúcares y acaba estropeando el producto. Entre otras cosas, los responsables de esta investigación también recomiendan pelar, cocer y freír las patatas para reducir su contenido en glicoalcaloides: "Al quitarles la piel reduces su contenido entre un 25 y 75%, al hervirlas entre un 5 y un 65% y al freírlas en aceite entre un 20 y un 90%".

En caso de que tengas patatas con manchas verdes o brotes, procura quitar un centímetro cuadrado de pulpa alrededor de cada zona afectada y tírala a la basura si está demasiado germinada. Gracias a ello, y en caso de que comas patatas en grandes cantidades, evitarás problemas de salud como los anteriormente citados.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?