Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Paz y bien para Jerez

Mujer adelantada su tiempo, brillante, tenaz y generosa, la jerezana Paz Ivison sigue cosechando reconocimientos. El último, el Premio Andalucía de Gastronomía 2019

La prestigiosa periodística gastronómica Paz Ivison, en la Cadena SER /

Premiar la excelencia no se lleva. Nada más lejos.. En esto de los reconocimientos prima más el amiguismo, lo vulgar y lo zafio. El pago de favores, el oportunismo, las recomendaciones y los calentamientos de oreja suelen ser los preámbulos que preceden a estos anuncios. En el mundo enogastronómico también.

Por eso, en medio de esta inmensa orfandad de talento, originalidad y autenticidad, la noticia de que alguien brillante y mujer sea reconocida por su trayectoria e innumerables méritos es, en sí, una gran noticia. Y lo es únicamente por eso, por los méritos de su protagonista. Porque no ha necesitado venderse, arrastrarse ni envolverse en sus logros (que bien podría) en las redes sociales, que dicho sea de paso ni domina ni le gustan. Sólo ha sido necesario que por una vez, a alguien, en este caso de la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo, se le haya encendido la lucecita y haya reparado en ella, Paz Ivison, como merecedora de uno de los Premios Andalucía de Gastronomía 2019.

Aunque no sale en televisión más que lo estricto y necesario y, repito, ni maneja las redes sociales ni su imagen de marca (tampoco quiere que nadie lo haga por ella), los astros se han alineado para que esta jerezana siga cosechando reconocimientos.

Licenciada en Ciencias Políticas y Ciencias de la Información, durante veinte años subdirectora de la Revista Goumet, Premio Nacional de Gastronomía, Premio de la Federación Nacional de Profesionales de Sala a la Mejor Periodista o Premio Eva a la Mejor Comunicadora Gastronómica, Paz Ivison vuelve a la primera plana para el gran público, pero no para los profesionales del mundo enogastronómico, que la conocen, admiran y respetan.

Porque Paz lleva muchos años sembrando. Que le pregunten a los grandes. Desde Arzak a Adriá, pasando por los hermanos Roca o por Martín Berasategui. Pregunten por ella en cualquier bodega española, y principalmente del Marco de Jerez, que tanto le debe y se acuerdan de ella mucho menos de lo preciso, institucionalmente hablando claro.

Paz Ivison, su ingente trayectoria, sus contactos y su gran prestigio son un activo de un valor incalculable que, a pesar de los desaires, sigue dispuesta a dar a su tierra. Como hizo siempre. 

Paz es desprendida y desinteresada. Como ella dice, tiene su casa pagada, la de Madrid y la de Jerez, donde pasa cada vez más tiempo  al calor de su familia y amigos.

Si colocáramos en una balanza lo que ha dado a Jerez y lo que Jerez le ha dado a ella, el saldo estaría claramente de su favor. Pero no crean que le importa. En una zona en la que cualquiera con un kit de catas de la señorita Pepis puede dar la apariencia de ser alguien entendido en vinos (otra cosa es que lo sea o lo consiga), contar incondicionalmente con una mujer adelantada a su tiempo y del prestigio y la categoría profesional y personal de Paz Ivison no deja de ser un regalo permanente para su tierra. Paz y bien para Jerez.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?