SER CiclistaSER Ciclista
Sociedad
SER Ciclista

Ernesto Sevilla recuerda su mayor pájara: "Había salido el día anterior"

El humorista manchego repasa su trayectoria en SER Ciclista, con intervenciones de Rozalén, Pablo Chiapella, Kira Miró y Joaquín Reyes

Ernesto Sevilla, derrapando entre caídas y carcajadas

Ernesto Sevilla, derrapando entre caídas y carcajadas

41:25

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1711105805205/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Abrimos nueva temporada de SER Ciclista, el podcast de la Cadena SER dedicado a las dos ruedas, más ilusionados que nunca, con las piernas y la bici en plena forma después de un paso de ambas por el taller un poco más largo de lo deseado. Pero una vez tomada la salida, ¡no pensamos parar hasta la meta!

Para el primer episodio de esta nueva temporada queríamos contar con uno de los grandes del humor de nuestro país, Ernesto Sevilla (Albacete, 1978), que por supuesto tiene que responder a ese momento que solicitamos a todos nuestros invitados e invitadas, su mayor caída en bici: "me di un castañazo muy grande, siendo pequeño, en la Manga del Mar Menor cuando estaba veraneando allí... frené con el (freno) de delante y salí disparado. Me di una buena, un buen golpe".

Paradójicamente, Ernesto afirma disfrutar de esas situaciones, "aprendo mucho de las caídas... me gusta mucho caerme. Lo digo porque siempre que hemos hecho sketches... me gusta hacer las cosas sin dobles, hacer las caídas, me gusta mucho el "slapstick" (disciplina de la comedia que exagera los efectos de los golpes), hacer humor físico... yo sé caer sin hacerme daño. Metafóricamente, no aprendo, no... en absoluto. Me caigo y tropiezo varias veces con la misma piedra sin aprender nada".

Infancia

Repasa con nosotros su infancia con esa gracia para convertir en anécdota desternillante sus peripecias vitales, "vine al mundo con mi hermana melliza...siempre que cuento cómo fue el embarazo de mi madre, la la gente se echa las manos a la cabeza porque porque yo pesé 4,5 y mi hermana 3,5 kilos, con lo cual mi madre tenía 8 kilos de niños, ahí en la barriga. Fue un parto muy complicado porque nació primero mi hermana y un cuarto de hora después nací yo... o sea que ya llegué tarde a mi primera cita, y eso ha sido toda mi vida. Ella es la buena, y yo un poco el desastre. Ella es dentista... nuestra relación fue buenísima siendo niños y sigue siendo buenísima, es una unión especial. No es como un hermano normal. No es como los gemelos que se parecen, que son clavados y tal... nunca he sentido lo que siente ella, o cosas así, pero sí que es una unión especial porque es estar toda la toda tu vida con otra persona al lado, nos hemos criado juntos juntos, íbamos al colegio juntos, teníamos el mismo grupo de amigos...". Aunque nos hace una divertida confesión: "mi hermana era de matrícula de honor, era la mejor estudiante de la clase, era mi hermana y yo era de los peores. Mis padres nunca compararon ni hicieron nada de eso... lo mejor es que no había ni comparación, porque había exámenes donde ella sacaba un diez y yo un cero, y el profesor siempre hacía la broma... hacemos la media entre los dos hermanos, y se reía".

Veinteañero "millonario"

Nuestro protagonista fue "millonario" antes de cumplir los 20, "siempre he tenido mucha suerte. Con el primer guión me compraron los derechos para Paramount Comedy de una serie que no existía, yo la escribí ...lo que pasa es que la entregó un amigo... entregó el guión físico, lo llevó a Paramount y por miedo a que le dejasen fuera del proyecto... firmó también como autor. La serie la presupuestaron para dos autores, 500.000 pesetas a cada uno, pero cuando llegó la hora de firmar la venta, mi amigo se murió la vergüenza y me contó la verdad... Fue y dijo que no, que la escribió (Ernesto) solo. Total, que como estaba ese presupuesto ya para dos personas, lo que hicieron fue pagármelo todo a mí, que era un milloncete de pesetas, que en aquella época era mucho dinero. Y daba mucho de sí, porque ahora son 6000 €, que está muy bien, pero no son 1.000.000 de pesetas".

Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, presentadores de la gala Goya 2018

Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, presentadores de la gala Goya 2018 / .

Aunque ese primer sueldo,-según su propia confesión-, no duró mucho, "era mucha pasta, pero lo gastamos muy rápidamente porque Chiape (su amigo, el actor y humorista, Pablo Chiapella) y yo, nos pegamos unas juergas acojonantes con ese dinero".

El mensaje de Pablo Chiapella para Ernesto Sevilla:

Retranca manchega

Nuestro protagonista forma parte de un grupo de cómicos y actores que han marcado estilo desde "La hora chanante" en la forma de hacer comedia en nuestro país, "hemos tenido mucha, mucha suerte... hemos estado en el momento justo en el lugar indicado... vinimos a Madrid en una época muy diferente a la de ahora, yo llegué en el 99, hace 25 años... las circunstancias eran diferentes. Llegué en el boom de las de las punto com, había trabajo para gente joven, para diseñadores gráficos, para todos. Recuerdo que dije que no a dos trabajos porque el de Paramount me gustaba más. Ahora es más difícil. Nosotros nos pusimos a trabajar en un cambio de la televisión. ¿Era un canal de televisión digital? Sí, pero era un canal. Tuve la oportunidad de aprender mientras nos pagaban, porque no teníamos ni idea. O sea que sí, tuvimos un montón de suerte".

Y repasa los integrantes de ese equipo ciclista, "el equipo funcionaba, teníamos un líder clarísimo, que era Joaquín Reyes, que en esa época, también era un chaval porque tenía 25, él sí que supo gestionarnos muy bien. Yo entré de guionista... teníamos a nuestro realizador más importante, que es el que se encargó de la estética y esa forma de montaje, Santiago de Lucas. Luego, en cuanto a al contenido, estaba Julián (López), que era que tenía la cara más graciosa. Teníamos a Raúl Cimas, que era el más surrealista de todos, Carlos Areces, que nos parecía a nosotros que era el que mejor actuaba. Pablo Chiapella era como el más cachondo, así, a primera vista".

Ernesto, sobre la actividad física, reconoce que "no es una afición, ahora hago deporte porque tengo una edad, pero no me gusta mucho", y eso que un primo suyo, Oscar Sevilla, fue ciclista profesional y logró exitos deportivos en el cambio de década de los 90 a los 2.000.

Más información

La cantante Rozalén le pregunta desde los campamentos saharauis, si recuerda en qué ciudad se conocieron, con quiénes estaban, y cuál fue el contexto, reconociendo que la relación de esa noche con las dos ruedas es que se agarraron "un buen pedal". El manchego se emociona "le quiero mandar también un un beso muy grande, la primera vez que nos encontramos nos caímos muy bien, inmediatamente congeniamos, y enseguida nos juntamos y ya seguimos hasta el final. Fue en Sevilla, yo iba a hacer monólogos y coincidió que justo al lado estaban los premios de LOS40, creo recordar. Acabamos en la habitación de Bustamante y nos lo pasamos súper bien con sus amigos. Creo que estaba su hermano y nos divertimos un montón".

El juerguista tímido

También reconoce que ha tenido alguna "pájara": "he hecho giras muy largas... una vez, había salido la noche anterior y me dio una pájara total, me quedé en blanco, no sabía seguir y tuve que ausentarme del escenario. Estaba haciendo un monólogo, dije una chorrada y la gente pensó que era broma, me metí al escenario, salió Joaquín, continuó... y ya me recuperé y salí otra vez. Tuve un pequeño bajón de tensión".

Hoy en día reconoce estar lejos de esas épocas, "lo de juerguista ha sido un personaje que yo mismo he explotado... me he aprovechado de esa imagen porque durante muchos años, mi vida ha sido así. He salido mucho, pero ya no es así hace ya muchos años. El juerguista le cae bien a todo el mundo. Es muy cómodo para mí como humorista, porque todos los cómicos tenemos un personaje. Yo me sigo aprovechando de eso".

Su vida ha oscilado entre el humor y la timidez, "estoy casi siempre con mi perro Elvis, soy bastante tímido... es muy natural que el actor sea tímido porque cuando está en escena sabe lo que va a pasar. El problema es la vida. En escena si se acerca una chica a pedirle salir, si le dice que no, sabe que es porque lo pone en el guión y no pasa nada. En la vida eso no te pasa y esa incertidumbre es la que te hace ser tímido, o sea si todos supiésemos lo que va a pasar cinco minutos en el futuro, tendríamos una confianza en nosotros mismos, acojonante... Siempre he sido tímido, pero he sido un payaso en clase... Cuando me echaban por hacer un chiste y se reía todo el mundo, me iba con una sensación de triunfo de honor, de haber ganado algo... cuando crecí, tenía esas ganas de actuar, de hacer reír, pero por otro lado tenía la timidez que no me dejaba. Luché contra esa timidez para poder actuar... a todos los tímidos del mundo les aconsejo actuar, hablar en público, esas dos cosas, vienen muy bien para la vida. Si eres tímido, por lo menos dejas de serlo un poquito,".

Muchachada Nui

Uno de sus trabajos más recordados es el programa de culto "Muchachada Nui" (RTVE) que tenía una sección denominada "Celebrities" en la que Joaquín Reyes imitaba a personajes famosos. Uno de ellos fue el gran Miguel Indurain, "sí, sí, hicimos un un capítulo", recuerda.

Reconoce que en aquel grupo no había mujeres, "éramos unos gañanes machirulos, un grupo de amigos, todos tíos, y además las tías que salían, éramos nosotros disfrazados de mujeres...por ahí fatal, no estábamos deconstruidos en aquella época... tratábamos de hacer un humor absurdo, atemporal, no porque no quisiéramos meternos en problemas, sino porque en aquella época nos interesaba ese tipo de humor, el humor más atemporal y tal. Y luego sí que teníamos un mensaje de fondo, celebrábamos la la diversidad... éramos un grupo de tiacos, pero creo que también éramos un poquito progresistas".

La actriz canaria Kira Miró fue una de sus primeras compañeras de trabajo, y recuerda con cariño "haber sido tu primera compañera mujer... venías de compartir reparto con todo hombres y yo fui tu primera compañera, mujer....ese año lleno de risas, de carcajadas, de dolor, de estómago, de lo mucho que nos reímos". "Fue mi primera compañera cuando yo venía a trabajar de "Chanantes" hecho un chavalín", responde Ernesto, "tuve mucha suerte con ella porque fue una compañera maravillosa con la que me reí un montón, hay un vídeo por ahí con tomas falsas que de vez en cuando me lo pongo y me parto de la risa... con los años hemos conservado el contacto, nos vemos de vez en cuando y hemos vuelto a trabajar, la quiero mucho". En torno al tema del doping, confiesa "tomar cerveza antes de actuar...lo tomé como una costumbre que forma parte del ritual, si no lo hago... me siento muy raro".

La familia

Con un montón de amigos en el entorno artístico, empatiza rápido con quien se le acerca, "realmente la gente de entrada me cae bien. Es muy difícil que si me tomo una cerveza con alguien en un bar, me caiga mal esa persona, y casi imposible que yo le caiga mal a él o a ella, soy una persona bastante optimista". También encuentra apoyo familiar, "quiero mucho a mi familia y me llevo bien con ellos... somos buena gente, somos "de Albacete" y tengo una relación muy estrecha, sobre todo con mi madre y con mi hermana Carmen... también con mi padre, pero con mi madre tengo una relación muy especial".

Actualmente ejerce también como organizador, guionista y productor, "la gente no se suele quedar a ver los créditos, pero yo sigo haciendo cosas de esas", nos comenta. Viajaría en tándem "con el que he ido siempre, que es con Joaquín Reyes.... sigo yendo en tándem, es mi pareja más duradera" y no lo haría "con Trump".

Joaquín se asoma a este podcast para pedirle que recuerde un partido de fútbol de su época universitaria. "Qué gracioso" responde Sevilla con sorna. "Supongo que se referirá a un a un día que me sacaron jugando al fútbol en la Universidad. Había mucho cachondeo porque yo soy muy malo jugando al fútbol, soy nulo. Me sacaron casi para que la gente se riera... me pasaron la pelota, avancé en la banda como pude, pero lo hacía tan mal que la gente se empezó a reír y no podían quitarme la pelota porque se estaban descojonando de la risa. Aprovechando eso, llegué hasta la portería y fui a chutar, pero pisé la pelota y me caí al suelo. O sea, en lugar de chutar, pisé... el portero se descojonó de risa y la pelota entró, metí un gol... lo celebré dando la vuelta y todo, y me volví al banquillo habiendo triunfado".

Más información

Gran cinéfilo, recuerda la imagen de cine de ET y las bicicletas, como otro de nuestros invitados, Javier Gutiérrez, y "otra también muy de nuestra generación, la de "Verano Azul", en casa teníamos solamente una bici, y aprendimos los tres hermanos con la misma bicicleta, con una bicicross de esas roja que pesaba como un como un muerto, sí".

Más información

Referentes

Otra conexión entre humor y bicicleta es un mítico sketch de Martes y 13, "me da rabia no hablar más de ellos cuando estoy haciendo una entrevista de humor y me preguntan por referentes, siempre se me olvida hablar de Martes y 13, que nos ha marcado tanto, y además Millán Salcedo es manchego como yo".

Antes de despedirse nos confiesa que está "planeando comprarme una bici, ¡tengo ya una eh! pero estoy planeando comprarme otra... tengo un amigo que se llama Arturo Valls, dirigí mi primera película gracias a él, que me la produjo, y él sí que está con la bicicleta a tope.... está mejor que nunca físicamente... cómo se ha quedado, como una sílfide, como una "sífilis"... Me da mucha envidia". Aunque se despide afirmando que "no hay que volverse loco, una cosa que esté bien, ya os lo contaré".

Nerea Sáenz de Lafuente

Nerea Sáenz de Lafuente

Técnico de sonido, locutora de musicales, producción publicitaria, banco de Voces, conductora, editora...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00