Viernes, 05 de Junio de 2020

Otras localidades

Garzón acusa al PP de buscar su depuración en una cruel campaña de despestigio

El magistrado recusa a tres vocales del Consejo General del Poder Judicial al considerar que no son objetivos en el proceso abierto contra él

Baltasar Garzón acusa al Partido Popular, a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo y a un sector de los medios de comunicación de querer apartarle de la Audiencia Nacional. En su escrito de alegaciones señala que todas las actuaciones disciplinarias y penales que hay en su contra las llevan a cabo "una serie de personas interrelacionadas entre sí y siempre con el respaldo de los mismos soportes mediáticos que han adelantado actuaciones, determinado estrategias y desarrollado campañas de denigración contra mi persona". No hace falta, añade, "convocar a la imaginación ni dejarse llevar por teorías conspirativas tan del gusto de otros para apreciar que esas iniciativas quieren que sea suspendido de funciones".

Más información

El Juez sostiene que la intención del PP es depurarle y terminar con su carrera y prestigio profesional a través de una cruel campaña de desprestigio y acoso sin precedentes en la historia judicial española. Y eso por haber investigado el caso Gürtel, la trama de corrupción vinculada a los populares.

Sobre la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, en el documento se pone de manifiesto que cuando admitió a trámite la primera querella contra Garzón, la que presentó el grupo ultraderechista Manos Limpias, fue como "si se hubiera abierto una puerta para todo el que quisiera entrar y mientras no se cierre esa puerta es de temer que seguirán llegando querellantes de fortuna". Además, advierte de que se ha iniciado una nueva vía para la admisión a trámite de querellas, según la cual, "basta con que describa un hecho no absurdo" aunque añade que "habrá que ver si este criterio tiene continuidad más allá de mi persona"

En cuanto a los soportes mediáticos que, según Garzón, espolean esta campaña, su escrito de alegaciones se refiere al diario El Mundo. Dice el juez que "por el hecho de haber cuestionado un informe pericial que sugería vinculaciones alucinadas de ETA con el 11-M fui objeto de una persecución mediática sin precedentes" Este episodio terminó con una condena al director de ese periódico por vulnerar el derecho al honor de Garzón. Desde entonces, continúa el documento, Pedro J. Ramírez "no deja pasar ninguna oportunidad para buscar mi denigración desde el resentimiento sin respetar ni la verdad ni la realidad de los hechos"

El magistrado de la Audiencia Nacional concluye afirmando que "los que ahora me tachan de partidista se deshacían en elogios hacia mí en el pasado; al parecer, entonces como ahora, sólo buscaban su ventaja política y es esa ventaja política la que empuja a algunos a denigrar a quien no entre en sus intereses particulares".

Recusación de tres vocales

El Juez de la Audiencia Nacional aprovecha sus alegaciones para recusar a 3 vocales del Poder Judicial y evitar así que intervengan en un eventual proceso de suspensión contra él. Les acusa de "enemistad manifiesta". El primero de ellos, el vicepresidente Fernando de Rosa, que fue conseller de la Generalitat Valenciana con Francisco Camps. Garzón recuerda que en una entrevista en la televisión pública valenciana, De Rosa dijo que en la investigación del caso Gürtel podría cruzar la línea roja de la prevaricación.

La segunda recusada es la vocal conservadora Gema Gallego. El escrito sostiene que, Gallego, en su investigación del llamado caso del ácido bórico, revirtió la situación para vincular los atentados del 11-M con ETA, imputando a altos cargos policiales. Siguió justo la línea contraria que siguió Garzón previamente cuando el caso estaba en la Audiencia Nacional. Además, desde su puesto en la Comisión Disciplinaria, una vez nombrada vocal a propuesta del PP, ha pedido en alguna ocasión que se investigaran actuaciones de Baltasar Garzón.

La tercera es la vocal progresista Margarita Robles. La enemistad, según Garzón, nació en su etapa de Secretaria de Estado de Interior con Felipe González. Desde ese cargo mantuvo posturas encontradas con el Juez que investigaba entonces el caso Roldán o los GAL.

Argumentos de Garzón

Garzón esgrime tres motivos para que el Poder Judicial no le suspenda cautelarmente de funciones:

1) No existe riesgo para la Administración de Justicia en el caso de que se acuerde su continuidad. No hay riesgo porque el juzgado de Garzón no tramita ya ninguno de los asuntos que han sido objeto de querella contra él. Sin embargo, sí que pone el acento en los problemas que podrían derivarse de su suspensión. Dice que perturbaría "de forma extremadamente grave" a los jueces que ahora están tramitando esas causas porque entenderían que es "una señal respecto de lo que hacer y de lo que no hacer en su labor jurisdiccional"

2) La postura del Ministerio Fiscal. Todas las querellas admitidas contra Garzón no cuentan con el apoyo de la Fiscalía que no aprecia indicios de delito. Además, el Ministerio Público se ha opuesto a que el Consejo del Poder Judicial acuerde la suspensión cautelar.

3) El CGPJ no ha apreciado irregularidades. Todas las causas que tiene abiertas el Magistrado en el Tribunal Supremo se refieren a hechos sobre los que ya ha conocido, por vía de inspección, el Órgano de Gobierno de los Jueces. En ninguna ocasión ha observado la más leve irregularidad disciplinaria.

PP y PSOE valoran la denuncia de Garzón

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?