Últimas noticias Hemeroteca

La agencia alimentaria de la ONU destaca el potencial de los insectos

El chef brasileño Alex Atala ya ofrece hormigas amazónicas y el israelí Moshe Basson ha cocinado langostas empanadas o caramelizadas

Los insectos forman parte de la dieta de muchos tailandeses. /

Los insectos forman parte de la carta de algunos de los mejores restaurantes del mundo. El brasileño Alex Atala, del restaurante DOM, considerado como el sexto mejor del mundo por la revista británica Restaurant, emplea hormigas amazónicas, por ejemplo. Ahora la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) recuerda que los insectos forman parte de la dieta de al menos 2.000 millones de personas y señala que, en realidad, su potencial de explotación, como alimento y como pienso, es aún mayor.

La FAO ha presentado este lunes en Roma el informe Insectos comestibles: perspectivas de futuro para la seguridad alimentaria y alimentación para el ganado, en el marco de la Conferencia Internacional sobre los Bosques para la Seguridad Alimentaria y Nutricional que se celebra hasta este miércoles.

Según el estudio, realizado en colaboración con la Universidad de Wageningen (Países Bajos), los insectos son una fuente importante y fácilmente accesible de alimentos nutritivos y ricos en proteínas que se encuentra en los bosques.

La recolección y cría de insectos, que, con cerca de un millón de especies conocidas representan más de la mitad de todos los organismos vivos clasificados en el planeta, pueden generar empleos e ingresos en efectivo, hasta ahora a nivel familiar sobre todo, pero también potencialmente a nivel industrial.

"No estamos diciendo que la gente deba comer bichos", subraya en un comunicado divulgado por la FAO Eva Muller, directora de la División de Economía, Políticas y Productos Forestales de la agencia de Naciones Unidas y coautora del informe. "Lo que decimos es que los insectos son solo uno de los recursos que brindan los bosques, y que se encuentra prácticamente por explotar su potencial como alimento, y sobre todo, como pienso".

La entomogafia, o ingesta de insectos, es un tabú en mucho países del mundo. Pero en otros, como México, Sudáfrica o Indonesia, se practica desde siglos. El caso del brasileño Alex Atala no es único, de hecho. Israel sufrió hace unos meses una plaga de langostas a la que se hizo frente desde distintos frentes, incluido el gastronómico, y el chef israelí Moshe Basson, del prestigioso restaurante The Eucalyptus, las preparaba empanadas, fritas o caramelizadas.

La FAO recuerda que los seres humanos consumen ya en el mundo más de 1.900 especies de insectos, siendo los más utilizados los escarabajos, las orugas, las abejas, las avispas, las hormigas, los saltamontes, los grillos y las langostas.

De hecho, según el estudio, la carne de vacuno tiene un contenido de hierro de 6 mg por 100 gramos de peso en seco, mientras que el contenido en hierro de las langostas varía entre 8 y 20 mg por 100 gramo de peso en seco, dependiendo de la especie y el tipo de alimentos que los propios insectos consumen.

Más recetas y noticias gastronómicas | Gastro, en Facebook | @GastroSER, en Twitter

Play Gastro #09: poesía, cenas secretas y lágrimas de cebolla (16/05/13)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?