Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Los acusados

La onda expansiva de la sentencia: elecciones y euroórdenes

Las condenas de cárcel van aparejadas a condenas de inhabilitación que impedirán presentarse a elecciones

Está por ver el próximo movimiento del juez Llarena con los imputados que están fugados por Europa

Turull, Rull y Sànchez en el Congreso una vez encarcelados /

La sentencia que ha hecho pública este lunes el Tribunal Supremo no sólo tiene consecuencias carcelarias para la mayoría de los imputados. La onda expansiva afecta también de forma directa a sus carreras políticas por las penas de inhabilitación que también acarrea la sentencia, afectando inmediatamente a las listas de sus partidos para el próximo 10 de noviembre: seis de los acusados se presentan al Senado y al Congreso.

En sus escritos definitivos de calificación tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado pidieron altas condenas de inhabilitación para los doce acusados: desde los 25 años de inhabilitación pedidos por la Fiscalía hasta los doce pedidos por la Abogacía del Estado. El delito de sedición contempla inhabilitaciones de hasta quince años.

La sentencia que ha hecho pública el Tribunal Supremo revela el número exacto de años de inhabilitación, que tiene efecto inmediato sobre las próximas elecciones generales del 10 de noviembre donde concurren seis de los encarcelados: Raül Romeva (ERC) al Senado y Oriol Junqueras (ERC), Jordi Sànchez (JxC), Jordi Turull (JxC), Joaquim Forn (JxC) y Josep Rull (JxC) al Congreso de los Diputados según recoge el Boletín Oficial del Estado.

Si no hay cambios ni en el calendario ni en las listas electorales y la sentencia les impone estas condenas de inhabilitación, la Abogacía del Estado podría impugnar su elección ante las Juntas Electorales correspondientes para que anulen esas candidaturas: una condena en esas condiciones les inhabilita para presentarse a procesos electorales y para ostentar cargos públicos.

El 'caso Homs'

La sentencia del Tribunal Supremo no podrá ser recurrida ante ningún otro tribunal ordinario, aunque sí ante el Tribunal Constitucional y posteriorente ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo, pudiendo solicitar una aclaración o una revisión con pocos visos de prosperar ante el propio tribunal que ha dictado la sentencia.

El antecedente más similar es el de Francesc Homs, exalto cargo del Govern de Artur Mas inhabilitado durante un año y un mes por la consulta soberanista del 9N de 2014. El Supremo tardó unos días en notificar la sentencia en mano a Homs - entonces diputado en el Congreso - y otros pocos días más en rechazar su petición de aclaración. Homs dejó su escaño "condenado, pero feliz".

Las euroórdenes

Otra faceta del procés a la que puede afectar esta sentencia es a la situación de los imputados que están fugados por diversos países europeos, entre ellos el expresident Carles Puigdemont, actualmente en Bélgica. Hasta la fecha todos los tribunales de los distintos países han rechazado entregar a los fugados acusados de rebelión, pero en los próximos días el juez Pablo Llarena contará con una sentencia firme por sedición y malversación en concurso medial.

A falta de conocer los próximos movimientos del instructor del procés, Llarena puede optar por reactivar las órdenes inernacionales de detención aunque ya solicitó en su momento la entrega por rebelión y sedición. Desde la defensa del expresident - procesado en firme por rebelión desde marzo de 2018 - consideran que un proceso de extradición por ese delito tampoco prosperaría.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?