Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 28 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS Sigue la última hora del COVID-19 en España

El vídeo que denuncia cómo viven los "pollos de crecimiento rápido" que consumimos en España

Si un bebé humano creciera al mismo ritmo, pesaría 300 kilos en solo dos meses

Granja de pollos.

Granja de pollos. / EQUALIA

En España se sacrifican alrededor de 800 millones de pollos al año y la "abrumadora mayoría" de la carne de pollo que se consume procede de animales de "crecimiento rápido" que, a lo largo de su vida (41 días), se ven sometidos a "graves problemas de bienestar animal". Esa es la principal conclusión del trabajo de investigación publicado este miércoles por la organización Equalia.

Los autores del trabajo han tenido acceso a cuatro granjas de Castilla-La Mancha y Murcia —grabadas entre 2019 y 2020— en las que se crían pollos llamados broiler, de las razas Cobb y Ross, seleccionadas genéticamente para engordar de manera artificialmente rápida. En solo 41 días, de hecho, alcanzan pesos de 2,2 kg, lo cual, según un estudio del sector publicado en la revista Poultry Science, equivaldría a que un bebé humano de solo dos meses pesara 300 kilos.

Ese engorde tan acelarado, según Equalia, suele generar afecciones respiratorias, pododermatitis, deformidades, fracturas de las patas y también un aumento de la mortalidad debido a problemas cardiovasculares y pulmonares. El vídeo contiene imágenes de pollos muertos o enfermos que pueden resultar desagradables.

"Al no poder aguantar su peso corporal, permanecen postrados buena parte del tiempo, lo cual les genera problemas físicos y malformaciones en las patas", aseguran. "Para asegurar que estos animales sobrevivan hasta ser enviados al matadero, el sector recurre al uso generalizado de antibióticos, tanto en animales enfermos como sanos", una práctica denunciada en varias ocasiones por la OMS.

Otro modelo de producción es posible

"Queremos ayudar al sector a dar un paso decidido hacia un modelo de producción que entienda el bienestar animal como una oportunidad de negocio y no como un obstáculo", explica la portavoz de Equalia, María Villaluenga.

La cría de pollos de crecimiento rápido es una práctica totalmente legal, pero el mercado lleva años dando síntomas de una mayor exigencia. Desde Equalia, de hecho, aseguran que las aves criadas durante al menos 56 días presentan menos problemas de bienestar animal, una reducción drástica de antibióticos y también mejor calidad de la carne, por lo que instan a productores, restaurantes y supermercados a a acogerse a los estándares del Compromiso del Pollo Europeo (ECC, por sus siglas en inglés), que han sido fruto de una negociación entre las mayores organizaciones de protección animal a nivel mundial.

Las medidas que contempla el ECC se basan en la "reducción de la densidad de pollos por metro cuadrado, mayor enriquecimiento en lo referente a calidad del aire, iluminación, aseladeros y sustratos de paja, cambio de razas de crecimiento rápido a lento, métodos de aturdimiento más humanitarios en mataderos avícolas y cumplimiento de la medidas anteriores a través de auditorías".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?