Jueves, 13 de Agosto de 2020

Otras localidades

TRUCOS DE COCINA

El truco casero para conseguir un salmorejo perfecto

Es una cuestión de proporción

Cuenco con salmorejo con trozos de huevo duro y jamón y jarra con salmorejo

Cuenco con salmorejo con trozos de huevo duro y jamón y jarra con salmorejo / GETTY IMAGES

Pasa con el gazpacho, la tortilla de patatas, el cocido y con muchas otras recetas que hay a lo largo de la geografía española. En cada casa se hace de una manera diferente y el resultado es, por tanto, distinto. A veces, la cosa va de un simple detalle, que tiene que ver con un ingrediente, la manera de cocinarlo, la proporción en las cantidades. Algo mínimo que cambia del todo el sabor final.

Con el salmorejo pasa lo mismo. Es típico de Córdoba. Pero también allí hay mil maneras de hacerlo. Yo, como cordobesa, tengo la mía. Y tiene truco. Que tiene que ver con la manera de medir la proporción de aceite y vinagre. Lo hago en cucharadas. Tres cucharas de aceite por una de vinagre. Tan simple como eso.

Habrá, cordobeses y no cordobeses, que digan que el salmorejo no lleva vinagre. Lo admito, pero mi receta sí lo lleva.

- Ingredientes para hacer mi receta de salmorejo:

  • 4 tomates medianos, pera o en rama
  • 1 diente de ajo pequeño
  • Sal (mitad de una cucharada del café)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de vino
  • Miga de pan

Cómo prepararlo

En el vaso de la batidora pongo los tomates pelados (hay quien se salta el paso de pelarlos, que a veces puede ser un poco tedioso si la piel es muy dura). Añado el diente de ajo habiéndole quitado el germen, que siempre recomiendan que se haga para que así no se repita. Pongo la sal y dos cucharadas de vinagre. Así, según mi truco, que me contó mi amigo al que se lo dijo su madre, a la que se lo comentó otra persona y así, tengo que poner seis cucharadas de aceite.

El aceite lo voy añadiendo poco a poco. Primero bato todo sin aceite. Añado dos cucharachas de aceite y bato. Añado otras dos y bato. Y por último las dos últimas y bato de nuevo.

Y es entonces cuando voy añadiendo poco a poco miga de pan y batiendo hasta que veo que tiene el punto cremoso que me gusta. Os daría una medida en gramos pero es que no la tengo.

¡Ah! Siempre lo meto en la nevera al menos una hora antes de tomarla para que se enfríe bien.

Y, claro, para terminar esta sopa fría de tomate pongo huevo duro cortado en daditos y trocitos de Jamón Ibérico Denominación de Origen de Los Pedroches.

¿Tienes algún truco?


Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?