Sábado, 16 de Enero de 2021

Otras localidades

Rocío Parra: la única chef que brilla entre las 20 nuevas estrellas Michelin

La chef del restaurante salmantino En La Parra reflexiona sobre la cocina de temporada, sobre la conciliación familiar y sobre el "año de mierda" en el que ha cumplido su sueño

Rocío Parra, una estrella entre 20.

Rocío Parra, una estrella entre 20. / EN LA PARRA

La gran mayoría de los restaurantes que aparecen en la Guía Michelin cuenta con un hombre al mando de los fogones y, aunque en los últimos años ha crecido la conciencia feminista en muchos ámbitos, las cosas no parecen estar cambiando en la alta cocina porque entre las nuevas estrellas la guía —20, en total— solo brilla una chef: Rocío Parra (Madrid, 1982), del restaurante salmantino En La Parra.

"Para nosotros es algo abrumador", explica por teléfono, aún emocionada por la noticia. "La estrella Michelin era un sueño. Nosotros somos personas tranquilas y el teléfono es una locura. Ayer teníamos más de 300 mensajes en WhatsApp. Dejas el móvil 5 minutos y se te llena de cosas. Habíamos ganado algún premio, pero esto es otra liga. Una meta inalcanzable que te fijas para llegar a la excelencia".

El nombre del restaurante, un pequeño local con capacidad para siete mesas, abierto en 2015, explica en parte su propia historia porque, además de tomar el apellido de la chef, también hace referencia a la pasión por el vino de su socio, marido y compañero de trabajo, Alberto Rodríguez. "Juntamos ambas cosas con la idea que estar En La Parra fuese sinónimo de viaje y evasión", explica.

De León a Salamanca

Rocío Parra basa su cocina en los productos de temporada. / EN LA PARRA

Además de contar con una buena bodega, la oferta del flamante estrella Michelin de Salamanca se basa en los productos de temporada, con especial atención a la despensa regional: setas, trufa negra, ibéricos, verduras de la huerta... Uno de los bocados más aplaudidos por sus clientes, de hecho, es el bollito al vapor relleno de cebolleta y cubierto lámina de papada ibérica que sirven como snack.

"Alberto y yo nos conocimos en el restaurante Cocinan2 de León, donde pasé 10 años, pero tenemos dos niñas pequeñas y decidimos instalarnos en Salamanca para que la familia pudiera echarnos una mano. Empezamos sin nada, con una mano delante y otra detrás. Pero sí mucho tesón", explica la chef.

"Es duro. Nosotros hacemos piruetas con las noches y los festivos porque trabajamos cuando las niñas descansan, así que nos apoyamos mucho en la familia, sobre todo los fines de semana", señala. "Y en el restaurante tomamos todas las decisiones juntos. La estrella no es solo mía, ¡es del restaurante!".

Como ella misma apunta, actualmente muchos restaurantes se apoyan en una doble pareja sentimental y profesional, solo que en la mayoría de los casos son ellos quienes cocinan y, por extensión, los que acaparan la atención mediática. "En Mu·Na [la nueva estrella Michelin de Ponferrada] él cocina y ella está sala", apunta.

Sea como sea, la chef también reconoce sentimientos encontrados porque 2020 ha sido "un año de mierda", pero al mismo tiempo le ha servido para hacer realidad su sueño. "La vida sigue y hay que seguir luchando", asegura.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?