Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

Festival San Sebastián | programa matinal

Lo mejor del festival de San Sebastián

Cine social, compromiso político, los premios Donostia, series y pequeñas joyas: las cinco cosas en las que nos hemos fijado en la 67ª edición del certamen internacional

Un trío vasco, a por la Concha 

El primer fin de semana de festival estuvo marcado por dos cintas españolas que abordan desde diferentes ángulos la Guerra Civil y el franquismo. ‘Mientras dure la guerra’, de Alejandro Aménabar, ya en cines, con el enfrentamiento entre Unamuno y Millán-Astray. Y ‘La trinchera infinita’, que entra en todas las quinielas para uno de los premios grandes de este festival. La cinta de Jon Garaño, Aitor Arregi y José Mari Goenaga es un retrato de la evolución del franquismo a través de los ojos de un topo. Antonio de la Torre y Belén Cuesta protagonizan este drama que mezcla lo íntimo y lo político con un despliegue técnico y visual lleno de inteligencia y pulso. El trío vasco ya ha estado en el palmarés de anteriores ediciones con ‘Handía’ y ‘Loreak’ pero les falta la Concha de Oro.

 Cine social desde nuevas miradas

En una sección oficial variopinta e irregular, emergen nuevas voces pegadas a la calle. La joven directora catalana Belén Funes es otra de las aspirantes con ‘La hija de un ladrón’. Su ópera prima es un drama seco, áspero, una mirada a la Barcelona más marginal, bien narrada, con tono hiperrealisa y ajena a los conflictos políticos y a las banderas. Es la historia de una joven desprovista de afectos que busca su lugar en el mundo ante la ausencia paterna. Su protagonista, Greta Fernández, se asegura una larga temporada de premios.

De temática similar y también con posibilidades de premio es ‘Rocks’, una de las últimas películas en aparecer en competición. Un drama realista de un grupo de chicas de clase obrera y de ascendencia africana en Inglaterra que aprenden a sobrevivir. La directora británica Sarah Gavron llena de alma este tránsito adolescente que celebra la sororidad. “La amistad femenina es el primer amor, los hombres vienen después, estas chicas tienen 14 años y es un momento mágico e intenso”, defendía en rueda de prensa.

Desde Latinoamérica también hay propuestas que inciden en la desigualdad de las sociedades modernas. El mexicano David Zonana, de solo 30 años, debuta en la dirección de largometrajes con ‘Mano de obra’, una denuncia de las condiciones de los trabajadores de la construcción. A través de un grupo de obreros narra la perversión del mercado laboral. ‘Pacificado’ es otra cinta con posibilidades que también se adentra en el drama social a través de la adolescencia, en este caso, desde las favelas de Río de Janeiro tras los Juegos Olímpicos. Dirige el documentalista y reportero americano Paxton Winters.

Redefinir la maternidad

En un certamen con seis directoras en sección oficial, el punto de vista femenino ha redefinido historias clásicas. La directora y guionista francesa Alice Winocour ha presentado ‘Próxima’, una reflexión sobre la maternidad y la conciliación llevada al extremo, un viaje sin billete de vuelta. En el personaje de Eva Green, una astronauta que deja a su hija al cuidado del padre, se vislumbra la brecha de género en cualquier trabajo. También ahonda en este tema Leticia Dolera en su serie ‘Vida Perfecta’, que recibió una ovación en el Velódromo. Una comedia en la que tres amigas treinteañeras rompen tabúes sobre la maternidad, el deseo femenino y el sexo. Kristen Stewart fue la primera estrella internacional del festival y lo abrió con una declaración de intenciones: "El feminismo es mi segunda piel". 

Compromiso contra el cambio climático

Donald Sutherland, uno de los premios Donostia, de este año alerta en la rueda de prensa de la ineficacia y el desinterés por las las políticas medioambientales. El veterano actor de ‘Novecento’ lamenta que le iba a dejar a sus nietos un mundo en el que no se puede vivir. La lucha contra el cambio climático ha sido uno de los temas de los últimos días del festival. Por San Sebastián también pasó Javier Bardem, que ha presentado un documental que produce junto a su hermano, Carlos. ‘Santuario’ es una defensa del medio ambiente en esta guerra por el clima en una expedición para proteger el Ártico. “Si no se ponen de acuerdo para un gobierno de colación en cuatro años, cómo van a pensar en el futuro del planeta”, decía el actor.

La política ha estado muy presente en Donosti. El director griego Costa-Gavras recogía otro de los premios Donostia en esta edición y además presentaba un thriller político con tono de farsa, Comportarse como adultos, basado en las memorias de Varoufakis sobre las negociaciones entre la Unión Europea y el gobierno de izquierdas griego. El director es uno de los pilares del cine político europeo y decía que el futuro pasa por las mujeres. Una mujer es el tercer premio Donostia, la actriz más joven en recibirlo. Penélope Cruz repasaba su carrera, sus sueños de niña y cómo la interpretación le ha ayudado a conocerse mejor.

Lo mejor fuera de competición 

Fuera de Sección oficial, destaca La inocencia, una película de Lucia Alemany que compite en Nuevos directores y que habla de de una historia de mujeres, de adolescentes, de la incomunicación con los padres y del aborto. En Horizontes Latinos, sorprende la colombiana ‘Monos’, un relato salvaje, explosivo y físico a través de unos guerrilleros adolescentes. En Perlas, muchas de las cintas de fuerte carga social y política que han tenido recorrido en otros festivales, ‘Parásitos’, ‘Los Miserables’, ‘Esperando a los bárbaros’ o ‘Sorry We Missed You’, lo último de Ken Loach. Y pequeñas joyas musicales como ‘Amazing Grace’, el día que Aretha Franklin tocó el cielo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?