Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Lo mejor del Festival de Venecia 2019

Por la Mostra han pasado estrellas como Meryl Streep o Scarlett Johannson, series como 'El joven papa', cine experimental como 'El pájaro pintado' y primeras películas de la temporada de premios, 'Joker' y 'Ad Astra'

Las favoritas

Waiting for the barbarians (Esperando a los bárbaros).

Es la adaptación de la novela de Coetzee, que él mismo ha escrito y que dirige el director colombiano Ciro Guerra, nominado al Oscar por El abrazo de la serpiente. Es una historia sobre el poder, la creación de enemigos, ambientada en un imperio lejano, donde un magistrado, el actor Mark Rylance, empieza a plantearse su papel en un gobierno cuyos coroneles, Johnny Depp y Robert Pattinson, quieren exterminar a los llamados bárbaros, las tribus nómadas que rodean esa zona fronteriza. Es la película más redonda, un probable León de Oro, que habla de temas como el colonialismo, el señalar a buenos y malos dentro de una sociedad, el racismo y la violencia de unos pueblos sobre otros, todo eso con buenas interpretaciones y con una mirada visual muy potente en esa fortaleza en medio del desierto, que podría gustar a la presidenta del jurado, Lucreacia Martel, teniendo en cuenta que su última película Zama, habla de temas similares.

Joker

Una semana después de su proyección se sigue hablando todavía de la cinta de Todd Philipps, director de Resacón en las vegas. Podría ser un León de Oro, quizá algo muy mainstream para este jurado, pero la película es una interesante composición de un personaje que pasa de víctima a verdugo en medio de un sistema que lo rechaza. Solo Mark Rylance podría hacer sombra a Joaquín Phoenix, que ha hecho un trabajo interpretativo estupendo, siempre en el límite de llevar el personaje de cómic a la parodia y con la ternura que acaba imprimiendo a sus personajes. Mucho se ha comentado la dimensión política de este personaje, un enfermo mental que se queda sin medicación porque no puede pagar la sanidad en Estados Unidos, decía Todd Phillips que es un líder político sin quererlo

Historia de un matrimonio

La tercera película con posibilidades de ganar es Marriage Story, dirigida por Noah Baumbach para Netflix. En ella asistimos a lo que supone un divorcio en una pareja de artistas, que se lleva bien a priori, pero que acaban metidos en una espiral de peleas y de abogados. La película podría ganar mejor guion porque está perfectamente escrita, sus personajes tienen muchas aristas, es difícil posicionarse con uno de ellos, y el clímax de las peleas está muy bien medido. También las interpretaciones, la de Adam Driver, que tiene mucha competencia para la Copa Volpi y podría ganar ella, Scarlett Johanson, en un personaje con el que comparte mucho.

Ema

Otra película que ha gustado en Venecia es la última cinta de Pablo Larraín, director de El Club y Jackie, una historia sobre el reggaeton y la generación de pre millennials con una actriz que es todo un descubrimiento: Marina Di Girolamo.

El oficial y el espía

Por último, suena también la película de Polanski. El director polaco ha filmado un thriller político con mucho pulso, ritmo y muy sutil en la comparación del racismo y el antisemitismo de el caso Dreyfus, con los linchamientos y las fake news de la actualidad. El principal escollo es la polémica que persigue al director, ya saben acusado en el año 77 de violación, un caso cerrado para la víctima, no para la justicia estadounidense, que sigue reclamando su detención. El primer día de festival la presidenta del jurado avivó la polémica diciendo que no se sentía cómoda aplaudiéndole.

Las directoras. De las 21 películas en sección oficial, solo dos están dirigidas por mujeres. Son A perfect candidate, de la directora árabe Haifa Almansour, y Babyteeth, una historia de adolescencia y cáncer, de la australiana Shannon Murphy, que en rueda de prensa mostraba su cansancio a tener que siguen hablando de todo esto porque, al final, los hombres siguen en el centro de la conversación.

Las decepciones

The Laundromat: dinero sucio

La película de los papeles de Panamá de Soderbergh ha dejado sensaciones encontradas. Por un lado, la crítica americana cree que ha sido muy duro con Estados Unidos. La crítica europea piensa, al contrario, que ha sido muy flojo en mostrar cómo ocurre el fraude fiscal y la evasión de capitales. La que sí fue dura con todos los estafadores fue Meryl Streep arremetiendo en rueda de prensa contra estas prácticas y defendiendo la labor de los periodistas.

Wasp Network (La red avispa)

Olivier Assayas se ha decantado por una película de espías, con muchos giros de guion, alejada de Carlos, su serie sobre el terrorista Venezolano. El protagonista de ambas es Edgar Ramírez, que aquí hace de espía cubano, uno de los integrantes del grupo de Los Cinco, que fueron detenidos en Miami por el gobierno de Estados Unidos. El resto son: Gael García Bernal, Warner Moura, Leonardo Sbaraglia y Penélope Cruz, lo mejor de la cinta y encima con acento cubano

Un tema: el desencanto político

Un mensaje que se ha ido repitiendo en películas muy diferentes y en directores de distintas procedencias:

  • Robert Guédiguian con Gloria Mundi, un retrato de la clase obrera en Marsella, con la sombra del racismo de Le Pen.
  • También Costa-Gavras, el director griego, mostraba el desencanto con la izquierda. Hablaba así al presentar Adults in the room, su retrato de la crisis griega, centrándose en las negociaciones entre Varoufakis y la Unión Europea.
  • La italiana Martin Edén, una especie de Novecento, aunque menos comunista. Una historia basada en la novela de Jack London que retrata la historia reciente de Italia.
  • Algo así también hace A Herdade, la herencia, película del portugués Tiago Guedes, que con la historia folletinesca de una familia nos introduce en la lucha de clases y la sumisión de las mujeres
  • Otra reprimenda a Europa es A Painted Bird, El pájaro pintado. Película checa en blanco y negro de Vaclav Marhoul, que cuenta las atrocidades que sufre un niño judío en Europa. Muy metafórica, con planos bellísimos pero llena de violencia.

Cine español

El cine español ha estado en la sección horizontes. Tres directores compiten ahí. El primero es Rodrigo Sorogoyen con Madre, una historia sobre el miedo y la maternidad con Marta Nieto. Es la versión extendida de su corto nominado al Oscar.

También destaca Theo Court, director que ha logrado financiar su película, Blanco en Blanco, con ayuda de Canarias y también de Chile, donde sucede esta historia que habla del poder de la imagen y del genocidio indígena en la Patagonia. El tercer director es Óskar Alegría, que ha presentado el documental Zumirki, una especie de película performance, en la que habla de la memoria, de la mirada a la hora de rodar una película y de la España despoblada

Por supuesto, el cine español también estaba en la parte de homenajes, con el Leon de Honor que recibía la semana pasada Pedro Almodóvar. El director que ha empezado aquí la carrera internacional de Dolor y Gloria, película que nos representará en los Oscar, decía que este galardón tenía algo de justicia poética. El manchego inició su despegue internacional en Venecia con Entre tinieblas y Mujeres al borde un ataque de nervios.

Y si hablamos de españoles que han triunfado en Venecia, no podemos olvidar a Javier Cámara. Es el padre Gutiérrez en la segunda temporada de El joven papa, la serie de Sorrentino presentada dentro de la sección oficial. Una serie que vuelve más barroca y más política.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?